GIRO SOSTENIBLE. TRATAR LOS RESIDUOS EN FORMA COOPERATIVA.

Villa La Angostura, Neuquén. Coordenadas: 40° 45′ 49″ Sur, 71° 38′ 49″ Oeste

 

Más allá de las organizaciones gubernamentales, hay una práctica social de las relaciones entre las personas que habitan una región común. Los límites –convenciones sociales- no son del interés vital de sus habitantes.

Así, hay quien mira la vereda de su vecinx, como si fuera la propia. Y si pasa algo en Junín, interesa a quien reside en Piedra. Un suceso de Traful, repercute en pobladorxs de Villa La Angostura. Una nota de Villa, es leída por un vecino de San Martín de los Andes.

No es cosa que le pase a toda la gente; hay que tener ojos, oídos y un alma abierta a lo que es importante para otrx, como pasa cuando mira las realidades que lo circundan, Hugo Bonigo. Que ya está en la carpeta de Patagonia CulturaS. Una “carpeta bien pulenta” –dice. Y en el encanto recíproco, le doy la bienvenida.

VINUCA

 

¿Residuos? ¿Basura? Su tratamiento posible y en comunidad.

 

Un grupo de vecinos de Villa La Angostura constituyó la Cooperativa Giro Sostenible para tratar de dar solución al tema de los residuos sólidos urbanos. De manera absolutamente particular ya reciclan unas 10 toneladas de basura al mes.

 

La basura, el tratamiento de los residuos, es una de las grandes dificultades del planeta. Los vertederos a cielo abierto son fuente de contaminación y enfermedades, y desde grandes ciudades a pequeñas localidades todavía no encuentran una solución que permita pensar seriamente en un desarrollo sostenible a futuro.

Tal vez la excepción más destacable sea la de los países escandinavos. Noruega, en ocasiones, importa hasta un 12% de la basura que utilizan para producir energía en una planta de Oslo, ciudad que superó la capacidad de procesar los residuos que producen sus 1,4 millones de habitantes y por eso debe importar desechos de otros países para alimentar las plantas que generan calefacción y electricidad.

En la Argentina se están dando pasos en la búsqueda de soluciones, es cierto, pero todavía responden más a esfuerzos de particulares u organizaciones no gubernamentales que tratan de nuclear voluntades para enfrentar ese problema.

Villa La Angostura es una de esas localidades en las que sus habitantes han puesto manos a la obra. La Cooperativa Giro Sostenible, una suerte de desprendimiento de la agrupación ambientalista Agenda Verde, trabaja arduamente para cambiar de paradigma.

 

giro sostenible vla

De hecho, casi la mitad de la gente que hoy participa de la cooperativa es parte también de Agenda Verde, que viene trabajando desde hace tres años en diferentes temáticas ambientales, pero con especial atención en el tema de los residuos, como explica Nano Risso, uno de los referentes de Giro Sostenible, la cooperativa que comenzó a operar desde mayo de 2020.

“Siguiendo el proceso de lo que venía ocurriendo en la Angostura con la basura, situación que fue cambiando durante estos tres años, con algunas disposiciones locales y otras a nivel provincial que definieron llevar los residuos a Alicurá, vimos que la problemática iba a requerir más tiempo de trabajo del que disponíamos como voluntarios”, dice Nano, quien destaca que actualmente el porcentaje de recuperación es apenas del dos por ciento del total de basura que se genera en Villa La Angostura.

En efecto, cuando los vertederos a cielo abierto de Villa La Angostura y San Martín de los Andes vieron sus celdas colmadas, la “solución” fue abrir un “relleno sanitario” a casi 160 kilómetros de distancia para que los residuos de ambas localidades fueran a parar allí.

mercado del patio5

 

Fue así que desde Giro Sostenible se dispusieron a gestionar los residuos, especialmente los orgánicos. “En una primera etapa comenzamos a trabajar con los grandes generadores, esto es verdulerías, supermercados y otros comercios que a diario producen grandes volúmenes de residuos”, apunta Nano. Comenzaron con reuniones semanales para organizar las tareas, y más adelante decidieron darle visibilidad a la cooperativa en redes sociales para que otros y otras se sintieran con el deseo de acompañar el esfuerzo.

También iniciaron los trámites burocráticos para que Giro Sostenible tuviera existencia formal Lo hicieron a través de una mesa de cooperativismo que existe en La Angostura, y que nació al calor de la pandemia como alternativa frente a la crisis sanitaria y económica derivada de ella. Allí se sienten cobijados y además pueden compartir experiencias y aprender de otros proyectos que tienen mayor camino recorrido.

 

Sensibilizar y educar

 

agenda verde en la Fiesta de los Jardines

 

Para realizar el trabajo en el terreno con esos grandes generadores, Nano Risso recuerda que “hubo que comenzar con una tarea de sensibilización, que todavía continúa porque no logramos incorporarlos a todos, aunque ya estamos recolectando cerca de diez mil kilos de residuos orgánicos”. Consiguieron unos tachos de pintura que solicitaron en diferentes obras que se estaban realizando en la Villa, los limpiaron y los identificaron con el nombre de la cooperativa y la leyenda “recolección de residuos orgánicos compostables”.

 

generando residuos

 

Esos tachos los llevan a los comercios, variando la cantidad de acuerdo al volumen que cada uno de ellos produce, y luego pasan a retirarlos con sus vehículos particulares. Se llevan los que están llenos, dejan nuevos tachos vacíos, y los residuos van a dos domicilios de integrantes de la cooperativa para su tratamiento. En relación con el compostaje, señala que se reduce bastante el volumen (aproximadamente un 27%), y que también le agregan aserrín que consiguen en aserraderos locales, como para balancear lo húmedo y lo seco.

Nano cuenta que vienen trabajando desde hace tiempo con el Municipio para coordinar esfuerzos y recibir algún tipo de colaboración para llevar adelante su misión. “Por ahora no hemos logrado nada concreto, pero hay conversaciones a través de una mesa para el tratamiento de residuos sólidos urbanos, una gestión que comenzamos desde Agenda Verde y que incluyó la presentación de un proyecto de ordenanza”.

 

mesa intersectorial girsu

 

La idea es que a través de esta mesa se unifiquen esfuerzos y proyectos que se venían haciendo de manera individual o grupal, pero que no encontraban un sitio desde donde canalizarlos y volverlos más eficientes. Allí confluyen las Juntas Vecinales de los barrios, los encargados del tema residuos y de medio ambiente a nivel municipal y Agenda Verde, con lo cual se fue construyendo un diálogo que originó un expediente presentado al Municipio con el objetivo de conseguir, en comodato, un terreno que le permita a Giro Sostenible disponer de los residuos orgánicos y realizar allí su tratamiento.

“También queremos que en ese terreno se desarrollen tareas de educación ambiental, para lograr la sensibilización y el acompañamiento de la población; un sitio en el que se pueda recibir a chicos y chicas de las escuelas para avanzar en esta idea, no sólo de los residuos sino también del compostaje”, explica Nano Risso.

 

plasticando

 

Con Agenda Verde ya venían realizando talleres de educación ambiental, aprovechando por ejemplo la gran convocatoria de la Fiesta de los Jardines, y también con presencia en las escuelas de la localidad.

Con respecto al recibimiento de estas iniciativas por parte de la sociedad angosturense, Nano comenta que “a partir de la presencia en las redes recibimos mensajes de muchas personas que querían sumarse y ver de qué manera podían participar del proyecto, y otros pidiendo composteras”.

 

compostera

 

A raíz de ese pedido están construyendo diferentes modelos de composteras, algunas más económicas y otras más caras, para que todos puedan comenzar a hacerlo en sus hogares. La idea de la cooperativa es avanzar en la creación de nuevos sustratos, como el Bokashi, “una técnica ancestral de abono que es muy buena para remediar suelos, u otros sustratos realizados con pinocha de pino, que abunda en la zona, y con eso tener diferentes productos”.

En relación con la forma en que se están organizando, y el tiempo que les insume a cada uno de ellos el trabajo en la cooperativa, Nano Risso aclara que se han ido organizando con diferentes roles. “En principio todos hacíamos de todo, pero luego nos fuimos encargando de cosas distintas y creamos comisiones de Educación, Recolección, y la de Administración por lo que implica llevar este proyecto adelante”.

A futuro, el desafío es que vayan saliendo del voluntariado y la cooperativa se convierta en una fuente de trabajo para que sus integrantes puedan dedicarse a ella a tiempo completo o con una carga horaria mayor a la actual. “La intención es que el proyecto se convierta en algo autosuficiente”, concluye Nano Risso, y eso seguramente será el próximo gran desafío.

 

Por Hugo Bonigo

Periodista.

FM Del Lago http://www.radiofmdellago.com.ar/

El Señalador http://www.streaminglocucionar.com.ar/portal/?p=8304 

Loading...
Loading...